Convenio de Berna para la Protección de Obras Literarias y Artísticas

Image by Kaique Rocha

El Convenio de Berna para la Protección de las Obras Literarias y Artísticas (1886) es el principal instrumento de carácter internacional sobre la protección de los derechos de autor sobre obras literarias y artísticas. México forma parte de los Estados que se han sumado a su aplicación.

Este convenio establece una serie de disposiciones normativas que determinan la protección mínima que ha de conferirse a las obras literarias y artísticas; tales disposiciones pueden ser desarrolladas con mayor amplitud en la legislación de cada país.

En México,  la Ley Federal del Derecho de Autor reconoce derechos respecto de las obras de las ramas literaria; musical con o sin letra; dramática; danza; pictórica o de dibujo; escultórica y de carácter plástico; caricatura e historieta; arquitectónica; cinematográfica y demás obras audiovisuales; programas de radio y televisión; programas de cómputo; fotográfica; obras de arte aplicado que incluyen el diseño gráfico o textil, y de compilación, integrada por las colecciones de obras, tales como las enciclopedias, las antologías, y de obras u otros elementos como las bases de datos, siempre que dichas colecciones, por su selección o la disposición de su contenido o materias, constituyan una creación intelectual.

Los tres principios básicos del Convenio de Berna son los siguientes:

  1. Principio de Trato Nacional: Se refiere a que las obras originarias de uno de los Estados Contratantes (es decir, las obras cuyo autor es nacional de ese Estado o que se publicaron por primera vez en él) deberán ser objeto, en todos y cada uno de los demás Estados Contratantes, de la misma protección que conceden a las obras de sus propios nacionales.
  2. Principio de Protección Automática: Dicha protección no deberá estar subordinada al cumplimiento de formalidad alguna.
  3. Principio de Independencia de la Protección: Dicha protección es independiente de la existencia de protección en el país de origen de la obra.  Sin embargo, si en un Estado Contratante se prevé un plazo más largo de protección que el mínimo prescrito por el Convenio, y cesa la protección de la obra en el país de origen, la protección podrá negarse en cuanto haya cesado en el país de origen.

Si eres creador de obras literarias o artísticas como las citadas con anterioridad, o estás en proceso de convertirte en uno, te sugerimos la adecuada protección de tus creaciones, de manera preventiva, a fin de evitar futuros conflictos con terceros.

Acércate a Brautten Consultores y nosotros te brindaremos una óptima asesoría.

Nota: La información proporcionada en este sitio web no constituye, ni pretende ser asesoramiento legal; en cambio, toda la información, el contenido y los materiales disponibles en este sitio son sólo para fines informativos generales. Los lectores de este sitio web deben contactar a su abogado para obtener asesoramiento con respecto a cualquier asunto legal en particular. Ningún lector, usuario o navegador de este sitio debe actuar o abstenerse de actuar sobre la base de la información en este sitio sin buscar primero el asesoramiento legal de un abogado en la jurisdicción correspondiente. Sólo su abogado individual puede proporcionar garantías de que la información contenida en este documento, y su interpretación de la misma, es aplicable o apropiada a su situación particular.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s